Descubre el Albaicín de Granada
granada_albacin_destacad

Lo tienes fijo en tu cabeza, bueno, y es más, ya lo tienes agendado, irás a España a conocer Granada, esa ciudad de la que ya te enamoró la Alhambra aun sin haberla tenido enfrente; buena elección, la perla del sur de España tiene cosas que ver y una de las que poco aparece en las guías, quizá por haber tanto por visitar, es su barrio más antiguo y, podríamos decir, más emblemático, el Albaicín, un lugar que te encantará en cuanto pises sus calles pues ahí se condensa mucha de la historia de esta ciudad, hace mil años la capital de los moros, los musulmanes que llegaron a reinar en buena parte del mundo y aquí dejaron su impronta.

Pues sí, aparte del conjunto palaciego, los Jardines del Generalife (los cuales puedes conocer junto con la Alhambra en este recorrido que te permitirá hacerlo sin las molestas filas) su Catedral, recorrer el barrio del Albaycín, como también se le conoce, te permitirá adentrarte más en la esencia granadina, esa de pasado nazarí, pero que con la reconquista de los Reyes Católicos convirtió este barrio musulmán en un reducto donde el catolicismo se vive intensamente, como es posible apreciar, por ejemplo, en la Semana Santa.

granada_albacin_semansnta_albaicín

Un barrio con mucha historia

Comentamos al principio que el Albaicín es el barrio más antiguo de Granada, y eso es decir mucho, imagínate, hay quien dice que esta ciudad debe su nombre a una hija de Noé, Garnata, o Granata, otros a una de Hércules, lo cierto y de lo que sí se tienen datos es de la presencia ibera, más tarde cartaginesa y después romana, gente que se asentó justo donde hoy es el Albaicín, aunque se sabe que a la llegada de los musulmanes quizá sólo una pequeña comunidad judía denominada Garnata.

De esa época y más acá podrás encontrar huellas en las casas del Albaycín, como el trazado de sus calles, parecido a como los árabes urbanizan sus poblaciones, es por ello que en el barrio es muy fácil perderse para el que no está familiarizado con él, pero la verdad, qué importa, pues de pronto quizá sientas que estás en otra época cuando veas la casa de estilo morisco que tienes frente a ti; eso sí, el día que elijas recorrer esta parte de Granada, hazlo sin prisas, a manera de que goces la visita, pero qué te parece si te damos algunos tips de lo que debes conocer sí o sí aquí.

granada_albacin_chapiz

Carrera del Darro y casas emblemáticas

Una buena opción es que inicies tu recorrido por la Plaza Nueva, desde donde comenzarás el recorrido por la carrera del Darro, la calle que sigue el curso del río, adelante da vuelta a la izquierda por la Cuesta del Chapiz –¿ya te comentamos que lleves ropa y zapatos cómodos?–, pronto nos toparemos con el Palacio de los Córdova, una construcción de estilo renacentista que hoy aloja el archivo municipal.

Seguimos subiendo y llegaremos a Carmen de la Victoria, como su nombre lo indica, es un ‘carmen’; es decir, una finca con huerta y jardín tradicional de Granada, principalmente del Albaicín, cuyas formas se basan en el diseño árabe. Un poco más adelante verás otra construcción de gran belleza, la Casa del Chapiz, desde donde tendrás una estupenda vista de la Alhambra, y enfrente, la Estatua del Chorrojumo, un personaje histórico del siglo XIX, en esta parte inicia el camino al barrio de Sacromonte.

Mirador de San Nicolás, Mirador de San Cristóbal

Como el interés está en conocer el Albaicín, entonces aquí hay que dar vuelta a la izquierda por la llamada Cuesta de San Agustín, metros adelante hay una bifurcación, es preciso tomar hacia la derecha y apenas unos metros adelante está el Carril de San Agustín, sigue por ahí hasta topar con pared, un giro que hace la calle a la derecha y enseguida hallarás el Callejón de las Tomasas, camina y justo a la altura del Aljibe de las Tomasas, para arriba hasta vislumbrar la torre de estilo mudéjar de la Iglesia de San Nicolás, sigue y llegarás a uno de los sitios más extraordinarios de este recorrido, el Mirador de San Nicolás. Cuando disfrutes de su hermosa vista, verás que el esfuerzo valió la pena; por cierto, cerca de aquí se ubica la Mezquita Mayor de Granada, de muy reciente inauguración.

Otro mirador que vale la pena, aunque no tan conocido es el de San Cristóbal, llegarás a él siguiendo por el Callejón de San Cecilio hasta llegar al Arco de las Pesas, de ahí a la Plaza Larga, siguiendo a la Placeta Almona del Albaicín y, siguiendo por la Calle Larga de San Cristóbal hasta toparnos con una cruz, que nos indicará que llegamos al Mirador de San Cristóbal. No te pierdas de admirar en tanto llegas la arquitectura del barrio.

granada_albacin_horra

Aljibe del Rey y Palacio Dar-al-Horra

Retrocede tus pasos hasta el Arco de las Pesas, pero en lugar de bajar por el Callejón de San Cecilio, hazlo por la Calle Aljibe de la Gitana, pues al final de ésta te toparás con la Fundación Agua Granada, situada sobre el antiguo Aljibe del Rey, el más grande depósito de agua del Albaicín, donde se asienta un carmen con jardines y fuentes, cuya protagonista, como supondrás, es el agua.

Desde ahí síguete por el Callejón de las Monjas hasta llegar al Palacio Dar-al-Horra, una construcción nazarí con mucha historia cuyo nombre árabe significa Casa de la Señora, pues ahí vivió Aixa, reina y madre de Boabdil, el sultán que entregó Granada a los Reyes Católicos en 1492.

Si no llevas prisa, tómate tu tiempo para comer, tomarte una caña y disfrutar unas tapas, en el Albaycín hay varios lugares muy recomendables, en donde repondrás fuerzas para que, si así lo deseas, puedas seguir explorando el barrio con sus típicas calles empedradas y carentes de banquetas.

¡Aprovecha que estás en Granada!

Información Sobre el Artículo
Descubre el Albaicín de Granada
Descubre el Albaicín de Granada
El Albaicín, hace mil años la capital de los moros, los musulmanes que llegaron a reinar en buena parte del mundo y aquí dejaron su impronta.
Editor
Tu Experiencia
Logo

Comentarios

Deja un comentario